Nokia y Windows Phone 7: ¿ Por qué no?

He visto opiniones variadas en mi entorno con respecto a esta nueva alianza. Si no lo habías visto antes, Nokia por fin ha decidido que Symbian ha envejecido y apostar a Windows Phone 7 como plataforma principal. Algunos de mis amigos y conocidos no están de acuerdo con eso, otros muchos han criticado duramente la alianza. Sin embargo, en mi opinión personal considero que Nokia ha tomado la decisión más sabia. Al principio pensé en Google Android, también habría sido una opción válida, luego pensé “¿pero por qué no decidieron ir a lo HTC y fabricar tanto para Google como para Microsoft?”, eso también habría sido válido pero, para lo que Nokia necesita, no era el mejor camino.



De haber elegido a Android, Nokia habría saltado a la plataforma con más rápido crecimiento en los últimos dos años, una que cuenta con el sorprendente apoyo que significa todo el ecosistema de aplicaciones Google. Y ese sería precisamente el problema. Si bien Nokia no lo hizo bien con Symbian, sigue teniendo un diseño y calidad de hardware genial y tiene en su haber un conjunto de aplicaciones que funciona bastante bien, que tiene mucha fortaleza y está bien afianzado y estable. Apostar por Google significaría dejar todo esto de lado para concentrarse en Android Market, Google Maps y otros ecosistemas que no están bajo su control y además trabarían el crecimiento de los suyos que ya están bien desarrollados y cuentan con una buena base de usuarios, como la Ovi Store y Nokia Maps. Además, tendrían que regirse por las políticas de Android y por lo que parece será una creciente competencia. Microsoft, por otro lado, está empezando con un sistema operativo para móviles diseñado de cero y que ha dejado grandes impresiones en el público, teniendo mucho mejores ventas de las esperadas a pesar de contar con pocos terminales. Sumar esas fortalezas de Nokia a sus ya famosas franquicias Xbox Live, Bing y Windows Live, le garantizarían un ingreso más fácil a la lucha por los primeros puestos. De este modo, Nokia con Google perdería, con Microsoft en cambio, sería ganar ganar.

De harberse ido por la “Ruta HTC”, no sólo habría ocurrido lo anterior, sino que los esfuerzos para mantener el enfoque en tantos ecosistemas los desgastaría (puesto que seguirán trabajando en Symbian y Meego), además, Nokia se ha caracterizado por la alta calidad y consistencia en su línea de productos, seguir la “Ruta HTC” significaría caer en la misma tendencia de HTC, cantidades de terminales completamente diferentes entre sí corriendo cada plataforma. Uno de los principales problemas de Android es que si usaste antes un equipo HTC, tendrás serios problemas para acostumbrarte a un Motorola, pues se manejan completamente distinto. Microsoft, en cambio, ha exigido a sus fabricantes mantener cierta uniformidad en cuanto al diseño del hardware y la interfaz de control y navegación. Así, Nokia se aseguraría un ambiente consistente y de alta calidad. Bien podrías usar un N8 o un N3000 y seguiría siendo la misma experiencia.


Así que, al final, viéndolo desde el punto de vista de una empresa que intenta recuperarse, Nokia ha tomado la mejor decisión. Google ya está en lo alto y de querer Nokia participar con ellos, tendría que ajustarse a su juego. Por el contrario tanto Nokia como Microsoft están buscando un resurgir en el mercado de la telefonía inteligente, por lo que la colaboración entre ambos sería más igualitaria y les garantizaría la unión de fuerzas para volver a ir cara a cara con el fabuloso iOS y el omnipresente Android. Es una apuesta arriesgada, pero con muy buen potencial.

Comentarios