Avanzar, ¿A dónde?

Aquí estoy, avanzando, sentadito con un sueldo mínimo, Caja de Ahorros y Seguro Social. Todo el mundo debe estar orgulloso. ¡Estoy avanzando! ¿A dónde? Fue así como llegué a la conclusión de que somos un fracaso, y deberíamos, quizás, estar extintos. Nos han metido en la cabeza una idea de progreso y sociedad que nos está llevando al cuerno y bien merecido que lo tenemos. Al final, vamos todos a morir, y vamos a morir siendo terriblemente infelices y frustrados. ¿Es eso progreso? No lo creo.

Cuando era más joven (no niño, sino un joven con verdadera idea de lo que me gustaba), quería hacer arte, música, teatro, literatura. Qué se yo... ¡Arte! Pero en mi casa, "el artista se muere de hambre", así que me engañé a mi mismo diciendo que me gusta la Informática. Bueno, no me engañé, me gusta. Pero algún payaso consideró que debo dominar tropocientas Matemáticas para ser un buen ingeniero. Y, ¿saben qué? Soy mejor informático sin el papel que muchos que consiguieron sacar el papelito. Pero aquí estoy, haciendo de todo menos lo que me gusta hacer para "progresar", y escribiendo, que es lo que debería hacer.
El progreso mata.

Mató a un par de genios, Einstein uno de ellos que, habiendo odiado la Matemática toda su vida, postuló las más grandes teorías universales, sólo para morir triste y frustrado porque, el hombre para progresar, convirtió su fabuloso hallazgo en muerte.
Si al final vamos a morir, ¿por qué no hacerlo siendo felices? ¿Por qué no hacer lo que realmente nos gusta y vivir la única vida que tenemos en libertad? Porque no me vengas a decir que eres libre, cuando quisieras estar donde no estás haciendo lo que nunca has podido hacer, sólo por ganarte el pan.

"Pero el progreso existe, mirame a mi"

Te miro, te miro suspirando con tristeza en cada evento de gimnasia que pasan en televisión, te miro gastandote por obtener cosas que quizás sólo disfrutes diez años antes de morir. Te miro repartiendote entre trabajo y faenas, lejos de lo realmente importante aún teniendolo tan cerca. ¿Cuánto haces que no vas a la playa? ¿cuándo iras? No lo sabes...

Y aquí voy yo, por el mismo camino, viviendo una falsedad por hacer feliz a un sistema al que le valgo madres, porque si me rebelo muero y porque un solo alfiler no hace un alfiletero.

Comentarios