Que Samsung me explique...

Este artículo es un repost del publicado en tecnodroide.com, sitio para el cual también soy colaborador y para el que redacté originalmente el texto.

Lo siento si insisto, pero es que como un comprador de sus productos, se me hace difícil entenderlo, a principios de este año Samsung nos echaba un balde de agua fría --y no el del meme- al avisarnos que las versiones internacionales del Galaxy S3 (i9300 e i8190) no recibirían Android 4.4 Kitkat. Su argumento: El que alguna vez fue su buque insignia ya "no cumplía con los requisitos" de hardware mínimo para ser actualizado.
Como usuario del modelo mini yo, de momento, les acepté la excusa con cierta incredulidad. Mis compañeros dicen que me he convertido en un hater y siempre que puedo trato de demostrar que no, pero parece que sí. Y es que he visto tantas cosas que, si me preguntaran, no dudaría en recomendar a cualquiera NO COMPRAR NUNCA un smartphone de la marca. Les digo por qué:

El Galaxy S3 tiene recursos suficientes para correr KitKat, pero no les conviene.

Uno: Casi un año corriendo Kitkat como ROM de uso diario

Es cierto, sobre todo en el S3 Mini, que el hardware es bastante ajustado comparado con los monstruos de la actualidad, pero si tenemos en cuenta que Kitkat fue pensado para ejecutarse en equipos con tan poco como 512MBs de RAM, ese 1GB en el i8190 debería bastar. Es más, el que muchos consideran el mejor celular de bajo costo, el Motorola Moto E, tiene sólo 1GB de RAM. Por mi parte, casi un mes antes de la noticia oficial de Samsung, tenía instalada una ROM 4.4 personalizada en mi Galaxy S3 Mini. Claro que tenía sus fallos, pero funcionaba casi a la perfección. ¿Se imaginan un trabajo así con el soporte oficial del fabricante? ¿Que no es posible? ¡Claro que lo es! Hoy, a pocos meses de cumplirse el año desde aquel anuncio, sigo usando Android 4.4 a diario en mi terminal y es mucho más fluido y ligero que la ROM de fábrica.

La verdad es que parece que a Samsung no le importa cuánto rindan sus teléfonos a sus usuarios, sino esclavizarlos comprando modelos nuevos cada seis meses. ¿Que no es verdad? Vayamos al segundo punto.

Dos: Estos bichos tampoco deberían soportar Kitkat, pero lo traen de fábrica.

Demos un vistazo a apenas tres de la infinita colección de teléfonos de gamas media y baja que Samsung viene lanzando y saquemos cuentas.

Samsung Galaxy Core Max

Con pantalla de 4.8 pulgadas AMOLED y cámara de 8 megapíxeles, este coreano va dedicado con amor a China, único mercado en el que al parecer estará disponible. Está potenciado por un CPU Quad Core a 1,2GHz y 1GB de RAM. No debería ser compatible, ¿Verdad? ¡Su hardware es tan limitado! Aún así viene de serie con Kitkat y la típica personalización TouchWiz montada encima, para colmo.

Samsung Galaxy Core II

Este es todavía más curioso, el Core II, disponible en todo el mundo, nos saca la lengua con sus 1,2GHz de CPU y 768MBs de RAM (¿En serio?). Dentro, has adivinado, Android 4.4 con TouchWiz.

Samsung Galaxy Ace 4

Y este es el descaro hecho Galaxy, con un CPU Dual Core a 1,2GHz (lo mismo que trae el i8190) y 512MBs de RAM. Esta burla de smartphone también soporta Kitkat de serie. Pero vamos...

En conclusión, si vas a comprar un smartphone con la esperanza de que dure un par de años, evita un Samsung o inevitablemente te pasarás como yo al lado oscuro de las emociones y, no será tu culpa, Samsung sabe hacerse odiar muy bien.

Comentarios

  1. ese celu es mucho mejor que el moto g2 2014 y ese va a recibir marshmallow y eso que su hardware es identico al S3 gt-i9190

    ResponderEliminar

Publicar un comentario