Captura y comparte tu pantalla fácilmente con Microsoft Snip

 Siempre pasa, necesitas compartir o guardar una captura de pantalla por alguna razón y de inmediato oprimes el botón Impr pant y empieza el problema. Abres Paint, pegas la imagen, recortas lo que necesitas, lo guardas y lo compartes. A veces, todo ese proceso tarda más que lo que tardaría resolver tu problema. También hay aplicaciones alternativas, pero la mayoría son complejas y requieren pagos o suscripciones. Teniendo en cuenta esto, Microsoft ha lanzado una beta pública de su nuevo programa de capturas de pantalla, Microsoft Snip, disponible para Windows 7, 8/8.1 y 10, completamente gratuita y fácil de usar.


Una captura de la página principal de Microsoft Snip, sí tomada con Microsoft Snip

 Al instalarla, Snip se mantiene en tu barra de aplicaciones y se oculta muy discretamente en la parte superior central de tu pantalla, tratando de molestar lo menos posible, al momento de necesitarle, sólo desplaza tu ratón hacia la pestaña oculta u oprime Impr pant y el selector de región de Snip saldrá para dejarte elegir qué quieres capturar.

Una vez que haz hecho la captura, el Editor de Recortes ocupará la pantalla con opciones para dibujar, escribir e incluso grabar tu propio audio, para luego guardar el recorte como una imagen o como archivo MP4. También podrás pegarla en un documento o enviarla por correo electrónico.

La barra de herramientas de Snip, desplegada al pasar el cursor sobre ella


De momento, como toda beta, tiene sus fallas, como que sólo da la opción de seleccionar un sector, no puedes elegir todavía si capturar toda una ventana o toda la pantalla, o el hecho de que el menú "Compartir" sólo permite enviar el resultado como correo electrónico vía Office Outlook, aun cuando yo, en particular, probé dejando como predeterminados a Mozilla Thunderbird o a la aplicación de correos nativa. Nada de integración para compartir con apps como Twitter, Facebook o Skype, al menos por ahora.

El editor de recortes, con la herramienta de dibujo, grabación y opción para guardar y compartir.


A pesar de sus tempranas limitaciones, es de agradecer que por fin Microsoft haya pensado en una herramienta bonita, discreta y fácil de usar para sus tres sistemas operativos más utilizados que, además, no tiene ningún costo. Las deficiencias estoy seguro que las irán cubriendo a medida que la aplicación vaya madurando, pero de verdad vale la pena probarla. Así que adelante, pruébala y luego dime qué te parece en los comentarios.

Comentarios